Casas antiguas duplican su valor en El Golf y Vitacura

La cercanía con los centros comerciales y el estilo de vida de barrio han motivado a las nuevas generaciones a «reciclar» estas viviendas. Consuelo Salamiá Góngora No porque sean casas antiguas van a dejar de atraer a los capitalinos. El estilo arquitectónico, la cercanía con los centros comerciales y la […]

La cercanía con los centros comerciales y el estilo de vida de barrio han motivado a las nuevas generaciones a «reciclar» estas viviendas.

Consuelo Salamiá Góngora

No porque sean casas antiguas van a dejar de atraer a los capitalinos. El estilo arquitectónico, la cercanía con los centros comerciales y la vida de barrio han impulsado la demanda por estas viviendas de más de 30 años. Y ha sido a tal punto, que hoy se las pelean.

El arquitecto Iván Poduje, de la oficina de urbanismo Atisba, señala que esta tendencia se resume en el concepto de «reciclaje urbano», que es la remodelación y repoblamiento de antiguos barrios por personas jóvenes. Sectores como El Golf y Jardín del Este son los que más han aumentado su demanda. Según datos de P&G Larraín Propiedades, el valor de estas casas se ha duplicado en los últimos cinco años.

Mientras que en otros sectores, como Pedro de Valdivia Norte y Francisco de Aguirre los precios han subido cerca de 10% y 40%, respectivamente.

«Cuando la ciudad adquiere cierto tamaño y las periferias se van alejando mucho del centro, se empiezan a valorizar los barrios que están más cerca de las actividades centrales», dice Iván Poduje, quien asegura que esto seguirá aumentando.

Otros barrios que viven este fenómeno, aunque en menor medida, son cerro San Luis, Plaza Las Lilas, Crescente Errázuriz, Lastarria y Parque Forestal.

La creciente valorización de Vitacura

En el barrio de Francisco de Aguirre en Vitacura, el valor de las casas ha subido un 70% en siete años. Según datos de la corredora Viel Propiedades, la plusvalía de las casas ha aumentado un 10% anual.

Eso explica que una casa de 400 m {+2} de terreno, con 200 m {+2} construidos, tenga un costo de 14 mil UF promedio en Francisco de Aguirre. Mientras que otra del mismo tamaño se cotice en nueve mil UF en San Carlos de Apoquindo. Sebastián Viel cuenta que muchas familias jóvenes que se habían ido a La Dehesa o Chicureo se cambian después a Vitacura por la mejor ubicación.

Mientras que en Jardín del Este el m {+2} de las casas cuesta entre 35 y 50 UF. Allí, la mayoría de las casas promedian los mil m {+2} de terreno, comenta Miguel Lyon de Lyon y Balmaceda propiedades.

Hace 30 años en el Golf

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Calma en Pedro de Valdivia Norte