Lavín rediseñará Manquehue: urbanistas proponen uso de bicicletas y peatonalización.

Alcalde de Las Condes usará fondos de las mitigaciones inmobiliarias del sector. La construcción de 6 torres de 19 pisos en los terrenos de la antigua Villa San Luis, anteproyecto de la Inmobiliaria Lote 18 y que acaba de ser aprobado, planteará una serie de desafíos urbanos para una zona […]

Alcalde de Las Condes usará fondos de las mitigaciones inmobiliarias del sector.

La construcción de 6 torres de 19 pisos en los terrenos de la antigua Villa San Luis, anteproyecto de la Inmobiliaria Lote 18 y que acaba de ser aprobado, planteará una serie de desafíos urbanos para una zona que ya tiene una alta concurrencia: unas 5 mil personas por hora pasan en la mañana por Nueva Las Condes, mientras que en las tardes el peak llega a las 4.500 por hora.

Y justamente para manejar estos efectos es que la semana pasada debutó el «cruce japonés», tipo Tokio, en Rosario Norte con Cerro El Plomo. Asimismo, desde ya la Municipalidad de Las Condes estudia alternativas para evitar que el área se transforme en un sector problemático.

Esto, porque en la práctica, con el plan de Lote 18 llegarán seis edificios más, que se sumarán a los 20 que ya hay.

Según el anteproyecto, dos de los edificios serán habitacionales y cuatro de oficinas. El predio, de 12 mil metros cuadrados y ubicado en Presidente Riesco frente al Parque Araucano, es la última pieza que falta para completar Nueva Las Condes, el hub de oficinas que comenzó a levantarse ahí hace dos décadas.

Cambiará el entorno

Para el alcalde Joaquín Lavín, en todo caso, la construcción de las torres es «una muy buena noticia para Las Condes». Pero a la vez reconoce que «significará un cambio en el entorno porque tiene un impacto vial que debemos resguardar».

Por ello, el edil dice que son claves los estudios de impacto en el transporte (EISTU) y de impacto ambiental (EIA) que redacte la inmobiliaria (en mayo pasado, la firma presentó un primer EISTU a la Seremi de Transportes, pero el plazo para responder las observaciones de la autoridad ya venció).

«La empresa que desarrolle el proyecto tendrá que hacer importantes inversiones en lo urbano. Ahora bien, se junta con otros proyectos del sector, como Parque Arauco (US$ 200 millones, que incluye un hotel Hilton de 30 pisos), que debe aportar cantidad importante de dinero en vialidad. La idea es juntar los recursos para redefinir Manquehue desde Kennedy hasta Apoquindo», explica.

Sin detallar qué proyecta para Manquehue, Lavín dice que «para nosotros hoy este es un eje complejo, porque es de alta congestión, especialmente en la hora peak de la tarde, y que esperamos mitigar con obras que lo transformen».

Paso bajo nivel

La alternativa con ventaja es construir un paso bajo nivel en Manquehue con Presidente Riesco. Pero el urbanista y socio de Atisba, Iván Poduje, dice que «no tiene sentido desnivelar Manquehue con Presidente Riesco, porque la congestión de ambas vías se extiende por varias cuadras y no se resolverá con un cruce. Incluso podría ser contraproducente, en especial en Manquehue».

Poduje es partidario de «la peatonalización del sector y su conexión con el Metro y el eje Apoquindo y Kennedy. Hacer un gran plan de mejoramiento de espacios públicos, más ensanches puntuales, rediseño de cruces a nivel y optimización de semáforos».

Desde 2013 Rosario Norte empezó a funcionar como una ruta especial para peatones, luego de que se ensanchó su vereda oriente. El polo de oficinas tiene unos 94 mil metros cuadrados, cuyos primeros edificios datan del 2001.

A la par de esto, recuerda el decano de la Facultad de Arquitectura de la U. del Desarrollo, Pablo Allard, se hizo un plan maestro. «Un ejemplo notable de cómo se puede desarrollar un barrio de servicios, negocios y residencial. Completamente opuesto al denominado Sanhattan, donde cada edificio tiene estacionamientos y panderetas, y el espacio público es un desastre. Demuestra que en los centros de negocios no basta con edificios inteligentes, sino con urbanismo inteligente».

A fin de preservar esa impronta, Allard dice que va a haber que mejorar la oferta de transporte público, en especial por Manquehue». También plantea tratar de que Las Condes se integre a Bike Santiago, de modo que muchos de quienes provienen de otras comunas lleguen a bordo de una bicicleta.

Más directa es la solución del ingeniero en Transportes de la U. Diego Portales Louis de Grange: «Debe haber una inversión en transporte público, en particular de la Línea 7, paralela a la Línea 1, para evitar el colapso de la red de Metro y de la superficie en el sector».

Publicado el 18 de Sep

Síguenos en Twitter