Estudio Atisba Monitor: Potencial Urbano Línea 7 de Metro

Estudio de Atisba muestra que no tienen instrumentos vigentes y podrían generar nuevos focos de alta densidad: Entorno de avenidas Brasil y Mapocho tiene mayor potencial inmobiliario residencial. Municipios trabajan en incorporar al metro en su planificación. La futura Línea 7 del metro ya comienza a desencadenar los efectos esperados […]

Estudio de Atisba muestra que no tienen instrumentos vigentes y podrían generar nuevos focos de alta densidad:

Entorno de avenidas Brasil y Mapocho tiene mayor potencial inmobiliario residencial. Municipios trabajan en incorporar al metro en su planificación.

La futura Línea 7 del metro ya comienza a desencadenar los efectos esperados para infraestructuras de alta generación de plusvalías, como los trenes urbanos. Por su impacto en la reducción considerable de los tiempos de viaje, se convierten en atractores de residentes.

A lo largo de todo el tramo de 24,8 kilómetros, entre Vitacura y Renca, se advierten zonas de uso intensivo, pero también de alto potencial inmobiliario y comercial. Un estudio realizado por Atisba Monitor identifica un área de influencia de seis cuadras a la redonda (radio de 600 metros) de cada una de las 21 estaciones. En total, en esas 1.945 hectáreas hay 128.979 viviendas, donde habitan 322.970 personas que residen a una distancia caminable del futuro metro.

Las zonas con más suelo disponible para densificar (donde se permiten alturas superiores a nueve pisos) en vivienda son Renca y la avenida Mapocho en su paso por Quinta Normal. En servicios, el entorno de Matucana y Mapocho, el distrito central de Providencia, especialmente La Concepción y Suecia, evidencian los mayores potenciales. Lo mismo debiese ocurre, según el urbanista Iván Poduje, consultor de Atisba Monitor, en Rosario Norte, donde se emplaza la zona comercial y de oficinas del Parque Arauco y Nueva Las Condes, y también en Estoril.

Lo que preocupa, según Poduje, es que las comunas del poniente no cuentan con un plan regulador vigente, por lo cual son vulnerables a desarrollos de alta densidad y altura, como los bullados casos de Estación Central. “Es un riesgo efectivo. Los municipios deben moverse rápido y aprobar un plan regulador en menos tiempo, lo que es factible. Pueden congelar permisos por un año mientras dura el proceso de diseño y fijar normas transitorias en el eje del metro y su área de influencia. Además, es necesario que impulsen planes de inversión que contempla la nueva ley de aportes”, señala Poduje.

Advirtiendo el déficit, los municipios de la zona ya trabajan en cambios a sus planes reguladores. Mauro Tamayo, alcalde de Cerro Navia, dice que se trabaja en los últimos trámites del instrumento. “Vamos a incorporar al metro y redibujar algunos aspectos, que se consideren alturas y equipamientos. Queremos compatibilizar el desarrollo inmobiliario con el histórico”.

El alcalde de Renca, Claudio Castro, dijo que “puede haber presiones para concretar inversión inmobiliaria. Pensar la regulación urbana con el metro es un desafío que nos va a tocar enfrentar en la actualización del plan regulador”. El alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, dijo que el metro permitirá integrar la comuna a la ciudad.

Con la Línea 7, el Metro de Santiago habrá duplicado su capacidad de generarmás red: según el presidente de la empresa, Rodrigo Azócar, entre 2006 y 2015 se construían cuatro kilómetros al año, y con este proyecto, se llegará a siete kilómetros de vías anuales.

Tranvía
El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, dijo que se rediseñará el trazado en sentido norte-sur por Padre Hurtado.

Ese jueves 23 en @inacapvalpo discutiremos sobre ordenamiento territorial y desastres naturales, junto a director de @onemichile Nelly Gray de @ONU_es y Francisco Menares https://t.co/lTDAwBNlvp

Publicado el 18 de Nov

Síguenos en Twitter