Informe clave revela los compromisos no cumplidos en "Sanhattan"

Detalles del estudio vial que fue presentado en 2007: La desconocida presentación que les puso plazos a las obras que mitigarían el impacto generado por el desarrollo inmobiliario en el exclusivo barrio financiero de Santiago. Los avances y responsables de las obras que pretenden mitigar el impacto urbano en la […]

Detalles del estudio vial que fue presentado en 2007:

La desconocida presentación que les puso plazos a las obras que mitigarían el impacto generado por el desarrollo inmobiliario en el exclusivo barrio financiero de Santiago. Los avances y responsables de las obras que pretenden mitigar el impacto urbano en la confluencia de las comunas de Providencia, Vitacura y Las Condes.

Por Alfonso Peró V. y Magdalena Robles

Fuente: El Mercurio

En junio de 2007, una presentación que detallaba los proyectos de infraestructura necesarios para el sector oriente de Santiago empezó a circular por las oficinas de los municipios, ministerios y empresas involucradas en el desarrollo urbano de «Sanhattan». En ella se mostraban las obras necesarias para que el sector donde confluyen las comunas de Providencia, Vitacura y Las Condes no colapsara por el desarrollo urbano del sector encabezado por Titanium y Costanera Center. La presentación la realizó un equipo encabezado por el ministro de Obras Públicas, Eduardo Bitran, y los arquitectos Iván Poduje y Marcial Echenique.El documento detallaba las obras y plazos que debían ser ejecutados para mitigar el impacto que la construcción del Costanera Center y los proyectos de la Inmobiliaria Titanium generarían en el sector. Por ejemplo, la primera etapa de la Costanera Sur se llevaría a cabo entre marzo de 2008 y febrero de 2009. La segunda entre febrero y noviembre de ese mismo año. Hoy, el tramo que le corresponde a la Inmobiliaria Titanium -2,9 de 13 kilómetros- tiene un avance de un 40%. El resto, que depende del Estado y municipios, ni siquiera ha iniciado sus obras. Otro ejemplo: «la construcción y diseño de la Rotonda Pérez Zujovic y Puente Vitacura se ejecutaría entre febrero de 2008 y mayo de 2009».

Sin embargo, todo eso es una ilusión y hoy los avances de estas obras son mínimos, el flujo de vehículos y peatones va en alza, el mall del Costanera Center se inaugura en abril y se avecina lo que los especialistas en transporte han denominado como un «colapso total».

Otro factor clave es el orden que se estableció para ejecutar las medidas. «Cuando presentamos las obras que debían hacerse, pusimos énfasis en que ésta era un área muy complicada y que era urgente ejecutarlas. Le pusimos prioridad al tema de la rotonda Pérez Zujovic, a la Costanera Sur y al túnel de Andrés Bello. Y lo único que se ha hecho hasta ahora es el puente que empalma con Avda. El Cerro, que era como el cuarto o quinto en la lista de prioridades», cuenta el arquitecto Iván Poduje. Y agrega que «me acuerdo de haber estado con Eduardo Bitran, que era un ministro de Estado, que resuelve cosas políticas, en un pizarrón rayando los nudos. Entonces, no me cabe duda de que el Presidente Piñera debe estar viendo este tema. Y si no lo ha hecho, probablemente lo haga, porque esto es realmente insólito».

Uno de los problemas que los expertos y ex autoridades mencionan a la hora de buscar responsabilidades, es justamente que no hay un responsable, sino que un conjunto. La institucionalidad es compleja. Bitran advierte que el «MOP ni siquiera tiene facultades para intervenir en vialidad urbana, le corresponde o al Minvu o a las municipalidades, y por lo tanto, todo este plan, que efectivamente desde el punto de vista de las simulaciones mejoraba significativamente la situación que se iba a producir, tenía una enorme dificultad, que era cómo financiarlo. Y, además, con una institucionalidad que no favorecía la posición negociadora del Estado; porque por una parte, había que conseguir financiamiento de Titanium, que ya tenía aprobado su EISTU. Sin duda, el poder negociador no estaba del lado del Ministerio de Obras Públicas.

Lo que se estableció en el EISTU

Foto: Macarena Pérez

Un segundo documento también establece determinadas condiciones que eran requisito para el 2010. Se trata del estudio de impacto sobre el sistema de transporte urbano (EISTU) del proyecto Costanera Center y que fue aprobado por una ventanilla única que alberga a profesionales de distintas reparticiones públicas con competencias en los temas de transporte y desarrollo urbano. En este caso, estuvo compuesto por la Municipalidad de Providencia; los ministerios de Obras Públicas, de Vivienda, de Transporte y sus organismo técnicos como la Unidad Operativa de Control de Tránsito y la Secretaría de Planificación de Transporte, entre otros.

Todas estas entidades aprobaron en 2008 el EISTU, proponiendo distintas medidas mitigantes.

En éste, se establece como «situación base 2010» siete proyectos de infraestructura. Entre ellos, el túnel El Salto-Kennedy, la eliminación de la rotonda Pérez Zujovic, la puesta en marcha de Costanera Sur y algunos «proyectos de cambio operativos y de gestión de tránsito», como por ejemplo, la reversibilidad de Andrés Bello o de avda. Presidente Riesco, las que actualmente funcionan así.

Hasta ahora, lo único claro es que la congestión en Sanhattan aumentará y que «de encontrarse una solución, ésta llegaría, en el mejor de los casos, en 2015. Ésa es, al menos, la predicción de los expertos.

La primera etapa de la Costanera Sur se llevaría a cabo entre marzo de 2008 y febrero de 2009. La construcción y diseño de la Rotonda Pérez Zujovic y Puente Vitacura se ejecutaría entre febrero de 2008 y mayo de 2009. Nada de eso se cumplió.

Newsletter

Suscribirse por correo electrónico es una excelente manera de conocer nuestras últimas noticias, proyectos, investigaciones, análisis, eventos y trabajos. Suscribirse es rápido y fácil.
Loading