Eriazos Fiscales: Catastro + Propuestas

Como hemos visto en los otros reportes de Atisba, las comunas con más contagios, son las más pobres y segregadas. Tanto en las periferias como ocurre con La Granja, La Pintana o San Ramón, como en barrios centrales afectados por inmigración vulnerable e hiperdensidad como es el caso de Independencia Recoleta.

La única forma de reducir hacinamiento es construyendo más viviendas de interés social, y el proceso ha sido lento, ya que los precios de los terrenos han subido más que la economía y los salarios. La tierra de bajo precio está lejos del centro y ello podría generar otra expulsión de viviendas a los extramuros de la ciudad, esta vez de clases medias.

¿Cómo lo evitamos?. Nuestra propuesta es usar los terrenos fiscales que están abandonados, eriazos o subutilizados. Hicimos un catastro que arroja un total de 179 predios de gran tamaño que suman una superficie de 10 millones 317 mil metros cuadrados, es decir, poco más de 1.030 hectáreas, que es equivalente a toda la comuna de Providencia.

Si se aplican precios de mercado, estas 1.031 hectáreas tendrían un valor potencial de UF 65,3 millones lo que equivale a US 2.336 millones que, como dijimos, se encuentran abandonados y en muchos casos, eriazos generando minusvalías en su entorno lo que no tiene lógica no presentación.

 

Descargar PDF (3 MB)