A. Vespucio Oriente será la primera autopista con vía exclusiva para buses

Diseño urbano de superficie de A. Vespucio Oriente (tramo2) donde participó nuestro socio Ivan Poduje. Obra contempla consolidación de tramos no ejecutados de Av. Sánchez Fontecilla.

 Contará con pistas preferentes para el transporte público, entre Recoleta y Vitacura. En el segundo tramo, que se adjudicará en 2017, habrá un corredor para Transantiago.  
Manuel Valencia Más de una década ha demorado en materializarse la autopista Américo Vespucio Oriente. Pese a ser considerada una obra estratégica y fundamental para las comunas más motorizadas de Santiago (Las Condes, Vitacura, La Reina, Ñuñoa; e indirectamente Providencia y Lo Barnechea), la autopista que da continuidad a los flujos que vienen desde las concesiones Vespucio Sur y Vespucio Norte sigue existiendo solo en los planos.

Pero esta semana, con el ingreso del estudio del proyecto del primer tramo (El Salto-Príncipe de Gales) al Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), su inicio de obras se vuelve más concreto. Así, según el coordinador de concesiones, Eduardo Abedrapo, se puede mantener su fecha de entrega, fijada para agosto de 2020 e incluso adelantarla para fines de 2019.

En el expediente presentado por la empresa concesionaria, OHL Concesiones Chile-Sacyr, hay detalles de obras viales adicionales para mejorar los flujos viales en La Reina, Ñuñoa y Las Condes.

El más llamativo es la consolidación de una vía largamente proyectada: la continuación de la avenida Sánchez Fontecilla, para conformar un par vial de Tobalaba desde Las Condes hasta el sector sur-poniente de Santiago.

El urbanista Iván Poduje dice que esa vialidad es clave para mejorar la accesibilidad a La Reina. «Esta calle aliviará también la presión sobre Príncipe de Gales y descomprime los accesos hacia La Reina. Es un gran aporte del proyecto».

La vía de 9,3 kilómetros -que implica un costo de US$ 930 millones- es una de las primeras arterias que se ejecutan después de la aprobación de la ley de afectaciones al espacio público (modificación al Artículo 59 de la Ley General de Urbanismo y Construcción), que permite que vías que estaban «reservadas» y trazadas en los planos reguladores, finalmente se ejecuten, lo que evita que sus terrenos que destinen a otros usos, como sucedió con diversos terrenos en el país.

Para el jefe de la división de desarrollo urbano del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Pablo Contrucci, la extensión de Sánchez Fontecilla servirá como un eje estructurante para posibilitar una mayor fluidez a quienes se desplazan desde comunas como Puente Alto al sector oriente. «Repartirá la carga de la demanda vial que genere la autopista en una red más completa. Esta calle le da continuidad a un eje importante que conforma Tobalaba y conformará todo un circuito que cruzará la ciudad», explica.

También en La Reina se incorporarán áreas verdes en torno al canal San Carlos, que mejorará su canalización. El alcalde Raúl Donckaster dice que en el proyecto se acogieron los planteamientos «particularmente en lo que respecta al tratamiento del paisajismo y de las áreas verdes, así que estamos confiados en que lo que se ha presentado refleje fielmente lo que junto a los vecinos hemos venido sosteniendo».

El proyecto también incorporará vías para facilitar el tránsito de buses del Transantiago. Así, en el primer tramo ya adjudicado (El Salto-Príncipe de Gales) habrá una vía preferente para buses. Luego, en el segundo tramo, de 3,8 kilómetros (por US$ 800 millones), que se llamará a licitación el primer trimestre de 2017, se contempla la construcción de un corredor exclusivo para buses del Transantiago.

Iván Poduje detalla que la vía para buses se integrará a las áreas verdes del parque que se construirá sobre la autopista.

El coordinador de concesiones, Eduardo Abedrapo, explica que la licitación de ese proyecto, por US$ 800 millones, ya ha generado mucho interés entre empresas. «Este proyecto es necesario porque hoy Vespucio está reventado. Esta obra va a permitir una mejor circulación y, a la vez, va a desahogar a quienes ocupan las calzadas».

 

US$ 300 millones es el monto del subsidio estatal para el proyecto.

13 kilómetros es la longitud total de AVO desde El Salto hasta Grecia.

4.354 árboles catastró el estudio de impacto ambiental entre El Salto y Príncipe de Gales.

 

Newsletter

Suscribirse por correo electrónico es una excelente manera de conocer nuestras últimas noticias, proyectos, investigaciones, análisis, eventos y trabajos. Suscribirse es rápido y fácil.
Loading