Contraloría rechaza modificaciones al Plan Regulador de Santiago

El informe objeta asuntos relacionados con el manejo de áreas verdes y las zonas de riesgo. por D. Zambra y M. Valencia Cuando el 30 de marzo pasado el Consejo Regional aprobó la modificación al Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS-100), el entonces intendente Fernando Echeverría aseguró que los cambios […]

El informe objeta asuntos relacionados con el manejo de áreas verdes y las zonas de riesgo.

por D. Zambra y M. Valencia

Cuando el 30 de marzo pasado el Consejo Regional aprobó la modificación al Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS-100), el entonces intendente Fernando Echeverría aseguró que los cambios estarían operativos a más tardar en noviembre. Sin embargo, su implementación nuevamente será aplazada.El PRMS-100, que propone ampliar en 10 hectáreas el área urbana de Santiago, en ocho comunas de la zona sur de la capital, se viene tramitando desde 2006, con el fin de definir cómo hacer crecer la ciudad.

El lunes, la Contraloría rechazó la modificación al plan y ayer entregó sus argumentos al gobierno regional. En el informe de ocho páginas, el organismo fiscalizador detalló 13 observaciones, las que incluyen aspectos formales (por ejemplo, faltaba la firma del entonces intendente Echeverría) y otros más de fondo.

Entre estos últimos objeta que no se entregue el detalle de la materialización y el plan de manejo de las áreas verdes y parques (quién se hará cargo del riego de éstos), propuestas en la modificación y que suman 2.577 hectáreas.

Además, se consigna que no consta que se haya realizado la consulta a los municipios involucrados en el plan (Renca, Cerro Navia, La Pintana, Puente Alto, Quilicura, Pudahuel, Maipú y San Bernardo), tal como determina la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones.

Además, se establece que el plan regulador propone medidas para la evacuación de aguas lluvias, algo que está fuera de su competencia. También objeta que este instrumento proponga modificar, suprimir y agregar nuevas áreas de riesgo (como la zonas inundables) en Santiago sin haber adjuntado los argumentos que lo justifiquen.

Según la seremi de Vivienda Metropolitana, Marisol Rojas, «se trata de observaciones abordables, que debemos profundizar y tratar de que se entiendan los alcances».

El urbanista Iván Poduje aseguró que le parece una revisión «sumamente exhaustiva de todos los componentes de la propuesta. Se detectan varios problemas de forma y otros que pueden ser más complejos de resolver, como la imposibilidad de reservar parques o fajas para vialidad en algunos sectores donde caducó la afectación de utilidad pública», explica.

El arquitecto de la Universidad Católica Luis Eduardo Bresciani agrega que el texto incluye «observaciones sobre respaldo legal de algunas normas que podrían ser de fondo, dependiendo como las resuelva el ministerio. Tomará tiempo, por lo que se abre un espacio para perfeccionar legalmente los mecanismos de condicionamiento al desarrollo urbano».

La seremi de Vivienda explica que ya están revisando las observaciones y que cree que estarán resueltas a fin de año. Luego, serán analizadas por el gobierno regional y si los consejeros incorporan nuevas modificaciones, la propuesta podría ser sometida a una nueva votación.

«Como hay observaciones que son de fondo, creo que se tendrá que votar de nuevo», sostiene el consejero regional Cristián Sandoval. De todos modos, el plan deberá volver a la Contraloría, la que debe visar su legalidad.

Newsletter

Suscribirse por correo electrónico es una excelente manera de conocer nuestras últimas noticias, proyectos, investigaciones, análisis, eventos y trabajos. Suscribirse es rápido y fácil.
Loading