Atisba

Más allá de los toldos de Meiggs: Las otras zonas críticas a intervenir y la «estrategia regional» que busca respaldo .

Autoridades comunales y expertos insisten en que organismos como Aduanas y la Fiscalía se plieguen al abordaje integral del problema que se replica en distintos puntos del país. «Recuperar los espacios públicos y hacer valer el imperio del derecho y de la ley». Esa esa la frase que utilizó ayer […]

Autoridades comunales y expertos insisten en que organismos como Aduanas y la Fiscalía se plieguen al abordaje integral del problema que se replica en distintos puntos del país.

«Recuperar los espacios públicos y hacer valer el imperio del derecho y de la ley». Esa esa la frase que utilizó ayer el Presidente Gabriel Boric para abordar el plan de copamiento policial que se desarrolla desde el viernes pasado en el barrio Meiggs.

Aunque el objetivo es desarticular el comercio ilegal, hay una dimensión más profunda que opera de manera transversal a la estrategia, y que el mismo Presidente destacó: la seguridad. «Inevitablemente los temas se mezclan, cómo protegemos al comercio y a la sociedad, en el fondo, de la delincuencia, del comercio ilegal que muchas veces genera daños importantes, en particular a la pequeña empresa», complementó el Mandatario.

Porque esa delincuencia también ha costado vidas humanas. El pasado 12 de mayo, la periodista Francisca Sandoval falleció en la ex Posta Central tras los desórdenes que se produjeron por parte de ambulantes durante la marcha del día del trabajador. Para muchos, esa fue la gota que rebalsó el vaso, y que habría agilizado la agenda de seguridad para la zona.

Hasta ahora, el copamiento en Meiggs ha contando con una valoración transversal de la ciudadanía, entre ellos, los comerciantes establecidos, quienes esperan que los clientes retornen a un lugar por el que hasta hace una semana no se podía transitar con una mínima sensación de seguridad. Pero Estación Central y Santiago no son las únicas zonas afectadas por estos hechos, por lo que algunas voces piden que el plan de recuperación de espacios públicos tenga una mirada regional e intersectorial.

Plan regional e intervención de otras instituciones

El gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego es uno de los impulsores de abrir una mirada regional ante el conflicto de la seguridad desencadenada por el comercio ilegal, tema que se ha abordado en la mesa de trabajo en la materia —que opera desde enero—y que ha convocado a la Fiscalía, servicios públicos, Carabineros y la PDI.

«El comercio ambulante en Santiago está desatado, no sólo en el barrio Meiggs; es cosa de mirar lo que pasa en las estaciones de Metro, en la plaza de Maipú, de San Bernardo y Providencia», afirmó el domingo la autoridad.

Por lo mismo, Orrego cree que «independiente de la intervención puntual en barrio Meiggs, que nosotros apoyamos, aquí se requiere una estrategia regional», la que debe darse en tres principales ámbitos: la recuperación de espacios públicos, la persecución penal y también en la reinserción laboral para aquellas personas que no son parte de estas mafias.

En definitiva, sacar los toldos es un primer paso, pero el proceso debe ser mucho más
profundo, y requiere un
acompañamiento de políticas públicas concretas y de larga duración. En esa línea, tanto la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler, como su par de Estación Central, Felipe Muñoz, han insistido en varias oportunidades en que otras entidades participen en la resolución de este problema estructural.

Lo anterior incluye las fiscalías -para avanzar en las investigaciones-; de Aduanas, para fiscalizar los productos que ingresan al país y que terminan vendiéndose en las calles y Servicios de Impuestos Internos (SII) para fiscalizar la evasión producto de estas transacciones irregulares; las mismas que los comerciantes establecidos han tenido que observar en sus propias veredas, mientras ellos pagan impuestos y arriendos por sus locales.

El director de Paz Ciudadana, Daniel Johnson, concuerda con que es necesario mirar más al fondo y desarticular las bandas delictuales que allí operan con ciertas condiciones de violencia e incluso homicidios, «y para poder evitar que esto siga ocurriendo, es necesario el control en la calle, pero además la investigación que vaya a las bases del problema».

En esa línea, cree que es «absolutamente pertinente» que las acciones que se implementen y muestren resultados positivos tanto en Meiggs como en otras zonas, «se repliquen en otros barrios y también en otras regiones del país».

«Estrangulamiento del espacio público»: Los otros puntos críticos
Tal como señala Orrego, hay una decena de otros puntos críticos en la Región Metropolitana donde cada día las personas se deben enfrentar al «estrangulamiento del espacio público». Así al menos lo define el arquitecto y director Atisba Monitor, Iván Poduje, quien junto a su equipo ha elaborado mapas de los espacios afectados por el comercio ambulante (ver al final de la nota).

«Cuando hablamos de Meiggs, tenemos que entender que el problema del comercio ambulante es crítico no sólo en ese punto, sino que también en el eje Alameda, en Plaza Argentina, en el sector de los terminales de buses y en el sector de General Velásquez», afirma.

En tanto, hacia la comuna de Santiago, el punto crítico se concentra en la vereda norte de la Alameda, «donde está bastante desbordado el tema en Matucana, Avenida España, y las calles Maipú y Esperanza».

El problema continúa en el sector de Puente, «que ya desbordó hacia el Paseo Ahumada y hacia el Parque de los Reyes; luego está el sector de La Vega, el mercado Tirso de Molina y el eje de Avenida La Paz en Recoleta, que también presenta desborde hacia Patronato», comenta Poduje. A ello, se suma el sector de Franklin en Santiago, «donde hay problemas concentrados en la calle Placer y Arturo Prat».

Por otro lado, también hay focos complejos de comercio informal en los subcentros periféricos, especialmente en las comunas de Maipú y La Florida. En el primer caso, éstos se concentran «en el sector 5 de abril, en Pajaritos y en el entorno de la plaza de Maipú. En el caso de La Florida, los problemas se concentran en las calles Serafín Zamora, El Cabildo y Julio Vildósola». Aún cuando hay puntos más críticos que otros, todos comparten un problema subyacente: «la apropiación y privatización del espacio con fines comerciales, que en algunos casos es para la subsistencia y en otros, para el crimen organizado y delincuencia», comenta Poduje.

Esto, trae como primer efecto la reducción espacio para los peatones, «puesto que muchas veces la gente debe bajar a la calzada o no tiene acceso fluido a distintos servicios, lo que también genera condiciones para asaltos, acoso sexual; y por otro lado, hay un deterioro expansivo de ese espacio público», recalca. Comercio pide extensión de la estrategia «a todo Chile» Desde el gremio del comercio comparten la idea de hacer de este tema una estrategia transversal. El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) Juan Sutil, valoró la estrategia en Meiggs, pero cree que este «es el inicio de un trabajo que se tiene que hacer en todo Chile. Esto no puede estar en manos de mafias en ningún lado, ni en La Araucanía, ni en el norte, ni en barrio Meiggs, ni menos en las poblaciones con el narcotráfico», dijo a Emol.

Comercio pide extensión de la estrategia «a todo Chile»

Desde el gremio del comercio comparten la idea de hacer de este tema una estrategia transversal. El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) Juan Sutil, valoró la estrategia en Meiggs, pero cree que este «es el inicio de un trabajo que se tiene que hacer en todo Chile. Esto no puede estar en manos de mafias en ningún lado, ni en La Araucanía, ni en el norte, ni en barrio Meiggs, ni menos en las poblaciones con el narcotráfico», dijo a Emol.

Por eso, más allá de un proceso puntual y selectivo, cree que la respuesta por parte de las autoridades comunales, regionales y nacionales debe ser «general». «Lo que debiera pasar es que esto sea un camino, porque si es solamente el barrio Meiggs, es una simple estrella fugaz. Esto tiene que ser permanente», sostuvo. Desde la Cámara Nacional de Comercio (CNC), su presidente Ricardo Mewes, también apuesta por un trabajo que convoque a toda la sociedad para el combate de las mafias instaladas en distintos puntos y del crimen organizado en general, pues temen que de no tomarse medidas globales, estas personas se trasladen a otros puntos de Santiago.

«Nos parece una buena medida lo que se ha estado realizando en el Metro y en Estación Central. Pero estamos convencidos de que esto debe ir de la mano de la implementación de una política pública que contribuya a la formalización de estos comerciantes para lo cual es indispensable el trabajo público privado y la coordinación a nivel regional, ya que se corre el riesgo de que estas mafias se trasladen a otras comunas de la Región Metropolitana», afirmó a este medio.

Revisa las zonas con puntos críticos a continuación:
Mapa general de las zonas críticas de comercio informal en distintos puntos de Estación Central, Santiago y Recoleta. (zonas rojas indican alto flujo peatonal y la zona delimitada en negro corresponde a los barrios afectados).

Fuente: Atisba Monitor.

Mapa del comercio informal en Estación Central.

 

Fuente: Atisba Monitor. Zoom al comercio informal en Estación Central.

Fuente: Atisba Monitor.

Mapa del comercio informal en la comuna de Santiago.

Fuente: Atisba Monitor.

Publicado el 26 de Nov

Síguenos en Twitter