Resultados del Censo 2012 revelan que la población chilena es de 16.634.603

Medición arroja alza de 62.128 personas respecto de los datos preliminares: Resultados del Censo 2012 revelan que la población chilena es de 16.634.603 Hijos por mujer no alcanzan para el recambio demográfico. La medición también muestra una drástica reducción de la cantidad de hijos por mujer: si en 1990 nacían […]

Medición arroja alza de 62.128 personas respecto de los datos preliminares:
Resultados del Censo 2012 revelan que la población chilena es de 16.634.603

censoHijos por mujer no alcanzan para el recambio demográfico.

  • La medición también muestra una drástica reducción de la cantidad de hijos por mujer: si en 1990 nacían 2,7 niños, ahora lo hacen 1,45. Esta situación dejó a Chile con una tasa inferior a la necesaria para el recambio poblacional, calculada en 2,1 hijos por mujer. Esto llevaría a que, durante los próximos años la población decrezca.

Vivienda: brusca reducción de personas por hogar a 2,9

  • Según el Censo hay 5.732.503 viviendas (2.526 más que lo informado en septiembre). Si esta cifra se compara con la población nacional, el promedio de personas por vivienda es de 2,9. «Los datos confirman que hay una reducción muy importante del tamaño del hogar, lo que va a tener efectos importancias en la forma en que se piensa la ciudad. Va a crecer la demanda por viviendas más pequeñas, la ciudad se va a hacer más densa y esa tendencia va a consolidarse mucho más fuerte que la expansión en la periferia y los departamentos van a aumentar en participación», explica el urbanista Iván Poduje.

De ratificarse estos datos, se habría llegado a 1,45 hijos por mujer, cifra que el INE había proyectado originalmente hacia el período 2015-2020. Porcentaje de adultos mayores, en tanto, creció de 11% a 14%.

A casi siete meses del primer balance del Censo 2012, entregado en septiembre del año pasado, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) ya logró cuantificar la población nacional y llegar a una cifra definitiva: en Chile viven 16.634.603 personas.

La cifra, que hoy será dada a conocer oficialmente por el Gobierno, registró una leve diferencia de 62.128 habitantes más, respecto de los 16.572.475 estimados en los resultados preliminares de septiembre. El ajuste se hizo luego que se contrastaran los datos con un estudio poscensal, que verificó la información de 36 mil viviendas que ya habían sido catastradas para asegurar que fuera correcta.

Así concluye un proceso que movilizó a más de 14 mil encuestadores a lo largo del país por poco más de tres meses. Una medición histórica, no solo porque no se hizo en un día -como fue hasta 2002-, sino porque además incluyó nuevas preguntas sobre alfabetización digital, dominio de idiomas y convivencia entre personas del mismo sexo.

Pese a los cambios, los datos más relevantes permiten señalar hoy que en una década la población chilena creció en 1.518.168 habitantes, lo que representa un alza de 10,04% en relación a los 15.116.435 que residían en Chile en 2002.

Pese al aumento y al ajuste que se hizo después de septiembre, la cifra dista de las proyecciones oficiales que el INE había hecho para años anteriores, que estimaban que para 2012 los chilenos ya serían más de 17 millones.

Esta diferencia se confirma en otros datos, como la caída en el número de menores de 15 años. Si en 2002 representaban 25,79% de la población, ahora alcanzan solo al 21,58%. En contraste, la proporción de adultos mayores creció de 11,35% a 14,48%.

Aunque todavía los niños y adolescentes superan por casi un millón al total de personas que tienen más de 60 años, de continuar la tendencia no se alcanzaría a confirmar otra de las proyecciones, que apuntaba a que en 2015 el número de adultos mayores superaría al de menores de 15.

De todas formas, el envejecimiento de la población sigue siendo uno de los temas centrales en las políticas de los próximos años. Más aún si se considera que la esperanza de vida aumentó: si en 1992 era de 74,2 años y en 2002 el promedio alcanzó a los 77,5 años, ahora los datos establecen que el promedio es de 78,5 años. Si se desglosa por género, los hombres vivirían 75,9 años y las mujeres 81,2. Con esto, Chile se acerca a los 80 años que tienen en promedio los países de la OCDE.

En el Gobierno esta situación se observa con cuidado, ya que la probabilidad de envejecer sano se hace cada vez más difícil, lo que implica un mayor gasto previsional para al sistema y una menor calidad de vida.

Respecto de las defunciones, el Censo mostró que la tasa de mortalidad es de 5,7 cada 1.000 habitantes, cifra que representa un aumento respecto del 5,2 que se registró hace diez años.

Además de los cambios demográficos, la última década también cambió la forma de vida de los chilenos. Según altas fuentes de gobierno, cayeron el número de personas que se declaran católicas y la estimación que había de convivientes del mismo sexo.

En tanto, el porcentaje de habitantes que tienen estudios superiores creció, coincidiendo con la histórica matrícula terciaria, que el año pasado superó el millón de alumnos.

 
La tendencia es propia de países desarrollados, pero Chile tiene niveles de ingresos per cápita inferiores.

Un estudio del INE, de 2002, estimaba que esta tasa de 1,45 hijos por mujer se alcanzaría entre 2015 y 2020.

Newsletter

Suscribirse por correo electrónico es una excelente manera de conocer nuestras últimas noticias, proyectos, investigaciones, análisis, eventos y trabajos. Suscribirse es rápido y fácil.
Loading