Apenas 1.151 hectáreas de sitios eriazos quedan disponibles en el Gran Santiago para el desarrollo de proyectos inmobiliarios residenciales-mixtos (viviendas, comercio y oficinas). La superficie es menor, por ejemplo, al tamaño de comunas como Providencia o Ñuñoa.La cifra se desprende se un estudio de Atisba Monitor, ligada a la oficina de urbanismo Atisba, que analizó 34 comunas del área más consolidada de la capital, detectando 2.400 terrenos eriazos que suman en total 2.359 hectáreas. Estos paños son diferentes a los que existen en las zonas de expansión residencial de la Región Metropolitana, que están en la periferia.

De las 2.359 ha, solo el 49% (1.151 ha) puede ser usado para proyectos residenciales-mixtos. El 26% (618 ha) tiene perfil exclusivamente industrial, 4% corresponde a áreas verdes y 21% es terreno fiscal que podría liberarse para fines inmobiliarios, indicó Caroline Iribarne, socia de Atisba.

El fisco manejaría el 21% del stock de este suelo.

El fisco manejaría el 21% del stock de este suelo.

(más…)

Newsletter

Suscribirse por correo electrónico es una excelente manera de conocer nuestras últimas noticias, proyectos, investigaciones, análisis, eventos y trabajos. Suscribirse es rápido y fácil.
Loading