¿Es justo que el centro de actividades de Santiago se vaya trasladando hacia el sector oriente, donde vive la gente con más recursos?Para algunos no. El martes, en ‘La Segunda’, el ingeniero, académico en transportes de la UC y director de Metro, Juan Carlos Muñoz, abría el debate señalando que «estamos llevando el centro de Santiago al living de la casa de las personas que viven en la zona oriente y eso no es justo, ya que genera que la gente que vive en el resto de la ciudad sufra viajes cada vez más largos. Hoy incluso estamos viendo cómo se construyen edificios de oficinas en Lo Barnechea. Es incómodo ver como parece que a nadie le importa demasiado».

Sin embargo para otros, este es un fenómeno ‘global’. De acuerdo al arquitecto, urbanista y socio de la oficina Atisba, Iván Poduje, ello se produce por tres razones: 1.- El tamaño de los sitios de las casas son mayores y funcionales para la construcción de edificios. 2.- La amplia capacidad de las avenidas de esas zonas para conectarse con el centro histórico de la ciudad, y 3.- Hay más calidad paisajística, plusvalía y cercanía con los hogares de los dueños de esos nuevos edificios.

«Si queremos hablar de injusticia, mas que criticar el desplazamiento del centro debiéramos mejorar la calidad y el estándar de los proyectos de transporte, las plazas o los espacios públicos que en muchas comunas son de baja calidad», explica.

Poduje agrega que el caso que cita Muñoz sobre Lo Barnechea es «un mal ejemplo». «No es parte del centro metropolitano, tiene muy pocas oficinas y opera como subcentro comunal ahorrando viajes locales».

¿Se puede controlar el fenómeno, tal y como lo pide Muñoz? Para Poduje el desplazamiento «no puede detenerse por decreto». No obstante -dice- «lo que puede hacer el Estado es dispersar algunos servicios mediante normativas e incentivos que potencien el desarrollo de subcentros como el paradero 14 de La Florida, El Cortijo en Conchalí y Huechuraba. Es importante ejecutar un plan potente de centros cívicos en barrios periféricos que congregue en torno a un área verde, servicios públicos, escuelas, comercio y recintos policiales».

Y añade: «El centro se esta desplazando hacia la zona de alta renta como ocurre en Londres, Lima y Buenos Aires. En este caso, este centro alargado está conformado por unas 7.000 hectáreas de superficie y formado por distritos de las comunas de Santiago, Providencia y Las Condes».

 

Newsletter

Suscribirse por correo electrónico es una excelente manera de conocer nuestras últimas noticias, proyectos, investigaciones, análisis, eventos y trabajos. Suscribirse es rápido y fácil.
Loading